PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) ha enviado una carta al club de fútbol portugués ofreciéndose a comprar un disfraz de águila para una mascota humana que sustituya el uso de las aves en el estadio.

"Porque las águilas, animales solitarios, no se merecen un ambiente estresante y ruidoso en el estadio, PETA ha enviado una carta pidiendo al club de fútbol Benfica que retire a Vitória, Gloriosa y cualquier otra águila mascota viva para llevarla a un santuario, al tiempo que ofrece comprar un disfraz de águila para una mascota humana que pueda ocupar su lugar".

"Simplemente, las águilas no pertenecen a los eventos deportivos", escribe la vicepresidenta de PETA, Mimi Bekhechi. "En la naturaleza, estas magníficas aves recorren vastos territorios, pasan la mayor parte del tiempo sobre los árboles, vagan libremente y cazan en amplios espacios. A las que sólo se utilizan para el espectáculo se les niega la oportunidad de realizar su comportamiento natural, lo que les lleva a una frustración y un estrés extremos.

"Si Su Excelencia está de acuerdo en trasladar a las aves a un santuario, PETA cubrirá los costes y las sustituirá por un fabuloso disfraz de águila que seguramente será un éxito entre los aficionados del Benfica", continúa Bekhechi. "Por favor, únanse a otros clubes que muestran compasión por los animales al comprometerse a no utilizar animales vivos como mascotas".

Vitória, un águila calva, es la principal mascota del Benfica y antes de cada partido en el Estádio da Luz, vuela alrededor del estadio y luego se posa sobre el escudo del club. Gloriosa es otra águila que también vuela en el estadio, llevando cintas rojas y blancas.

The Portugal News se puso en contacto con el club de fútbol Benfica para pedirle un comentario, pero al cierre de esta edición no habían respondido.