Lisboa: En la capital, la lluvia amainará durante el fin de semana con un sol brumoso y temperaturas que alcanzarán los 28 grados y las mínimas de 19. El lunes y el martes volverán los chubascos, pero a partir del miércoles volverán a despejarse y las temperaturas descenderán ligeramente.

El norte: Se espera un fin de semana seco en el norte, con temperaturas máximas de 29 grados el domingo y mínimas de 16. La semana siguiente seguirá siendo seca, con una pequeña probabilidad de lluvia, pero las temperaturas descenderán a máximas de 25 grados y mínimas de 15 grados con vientos del oeste.

El centro: Para el fin de semana se prevé una nubosidad alta y brumosa, con temperaturas máximas de 28 grados y mínimas de 15. A partir del lunes habrá de nuevo probabilidad de lluvia y las temperaturas empezarán a descender ligeramente hasta alcanzar los 27 grados, mientras que los vientos del norte harán que se sienta más fresco.

El sur: El tiempo húmedo disminuirá el fin de semana, con cielos azules y sol para el sábado y una ligera nubosidad para el domingo, cuando las temperaturas alcanzarán los 27 grados y las mínimas nocturnas los 20 grados. A partir del lunes, las nubes volverán a aparecer, pero la probabilidad de lluvia será menor.

Madeira: El sábado estará principalmente seco, pero el domingo volverá a llover y las temperaturas medias serán de 26 grados y las mínimas de 22. El lunes seguirá lloviendo y el martes volverá a despejar.

Azores: El fin de semana dejará de llover, aunque habrá nubosidad intermitente ambos días, con temperaturas máximas de 26 grados y mínimas de 21. La semana siguiente habrá probabilidad de lluvia todos los días, pero las temperaturas se mantendrán estables y cálidas.